Sponsor a Child

Search for a Child

Así comenzó World Vision





Lo que comenzó en el corazón de un hombre, al soñar con un mundo donde no existiera el hambre, ni las enfermedades, ni la desesperación, ha llegado a convertirse en lo que hoy es World Vision, una de las organizaciones cristianas de asistencia y desarrollo más grande del mundo.

World Vision fue fundada en 1950, por el Dr. Bob Pierce, para ayudar a niños, que quedaron huérfanos, durante la guerra de Corea. Esta labor, que comenzó con asistencia a los niños, ha crecido para llegar a facilitar la transformación de comunidades enteras con programas de agua, atención médica, desarrollo agrícola y económico, y actividades para ayudar a los líderes a promover valores cristianos ... Millones de personas en más de 100 países, incluyendo a los Estados Unidos, han recibido beneficios a través de los programas de World Vision.

La década de los ‘50

El programa que inició el Dr. Bob Pierce, en 1950, para ayudar a huérfanos de Corea, creció como resultado de la respuesta de la gente de los Estados Unidos, a las necesidades de niños afectados por la guerra. Para proveer el cuidado a largo plazo que estos pequeños necesitaban, World Vision creó, en 1953, el primer programa de patrocinio de niños en Corea.

A través del patrocinio, sostenido por las contribuciones mensuales de los donantes, World Vision comenzó a proveer a los niños con alimento, educación, atención médica y adiestramiento vocacional. El programa se expandió a otros países de Asia, de Latinoamérica y de Africa.

Década de los ‘60
En 1960, World Vision comenzó sus esfuerzos de asistencia de emergencia, proveyendo alimento, ropa y suplementos médicos a las víctimas de desastres. En 1962, un devastador terremoto sacudió la región norte de Irán, donde 120.000 personas perdieron sus vidas. Los líderes de World Vision sintieron una gran responsabilidad ante esta tragedia, que causó tanto sufrimiento. Determinados a proveer asistencia, pero inhibidos por los limitados recursos, se creó una agencia no sectaria por separado, Organización de Asistencia de Emergencia de World Vision. De esta manera, se pudieron obtener becas del gobierno de los Estados Unidos para proveer alimentos, y asegurar el transporte oceánico de las cargas. Conocida ahora con el nombre de World Vision Asistencia y Desarrollo, esta agencia comenzó a solicitar a diferentes corporaciones, donaciones de ropa y otros artículos, para ayudar a responder a las necesidades inmediatas de las víctimas de desastres. En la actualidad, estas contribuciones de artículos de primera necesidad, representan el 25 por ciento de las recaudaciones de World Vision.

La Década de los ‘70
Durante las décadas de 1960 y 1970, World Vision continuó creciendo en tamaño logrando beneficiar a miles de niños más. Fue entonces, que World Vision vio la creciente necesidad de trabajar con comunidades enteras para ayudar a brindar la transformación que trajo esperanza a las vidas de los niños que se estaban asistiendo. El ciclo de pobreza que crea terribles condiciones de vida, debía ser atacado desde sus raíces. Por esta razón, World Vision incorporó adiestramiento agrícola y vocacional para las familias en los esfuerzos de su patrocinio. Al aplicar lo que aprendían, los padres comenzaron a cultivar sus tierras y a ganar dinero por medio de pequeñas empresas, que establecían con este apoyo.

Estos esfuerzos por traer cambios duraderos con el fin de lograr la autonomía económica de las comunidades continuaron desarrollándose para transformarse en lo que hoy representa la labor de desarrollo comunitario de World Vision. El desarrollo a largo plazo ha sido el método más eficaz y esencial para brindar esperanza duradera a estas personas. Después de atender las necesidades de supervivencia inmediatas, World Vision trabaja conjuntamente con las comunidades para ayudarles a encontrar soluciones a sus problemas y que así lleguen a lograr la autosuficiencia. Los líderes locales participan activamente, ayudando a determinar el futuro de sus comunidades. World Vision provee asistencia por medio de agua, saneamiento, adiestramiento agrícola, capacitación de líderes, educación, atención médica y actividades para el desarrollo económico. Mientras se trabaja con las comunidades para que logren la independencia financiera, World Vision provee agua potable, perforación de pozos, facilidades sanitarias, suplementos alimenticios, herramientas agrícolas, semillas, apoyo para comenzar pequeños negocios y medicamentos. Al comenzar a proveer por sí mismos, las personas recobran su dignidad y nace un ciclo nuevo de esperanza.

La Década de los ‘80
La mayor parte del apoyo financiero de World Vision provenía de los Estados Unidos. Con el propósito de obtener más recursos y de exponer a más personas, a las necesidades de otros, en 1980 se creó World Vision Internacional. En la actualidad, esta organización administra el patrocinio, la asistencia de emergencia, rehabilitación y los proyectos de desarrollo comunitario en alrededor de 103 países.

Durante los primeros meses de 1980, World Vision experimentó uno de los mayores crecimientos, cuando una terrible ola de hambre devastó el país de Etiopía. Inmediatamente, se proveyó asistencia de emergencia masiva bajo circunstancias muy críticas. La cobertura de esta tragedia a través de los medios de comunicación, creó una conciencia pública sin precedente, acerca de la necesidad de asistencia humanitaria. Como resultado, personas de todas partes del mundo comenzaron a ofrecer apoyo financiero para ayudar en los esfuerzos. World Vision proveyó millones de dólares en comida y asistencia médica, salvando así a miles de personas, de la lenta y agonizante muerte que estaba causando el hambre.

Una vez pasada la crisis, World Vision decidió permanecer en la región e iniciar el proceso de rehabilitación para ayudar a que la gente de Etiopía volviera a reconstruir sus vidas. Hoy, esta región, que en otro tiempo estuvo reseca y cubierta de muerte, ahora está llena de cultivos verdes, agua fresca y esperanza para el futuro.

En 1986, World Vision comenzó lo que se ha convertido en uno de sus programas de desarrollo más importantes-- el Proyecto de Agua en Areas Rurales de Ghana. Cada año, centenares de miles de personas, la mayoría de ellos, niños, morían debido a enfermedades provocadas por el agua contaminada. La diarrea y la malaria terminaban con sus vidas, y vivían constantemente atormentados por la terrible lombriz de guinea. La simple solución era la provisión inmediata de agua potable para prevenir miles de muertes.

World Vision inició la perforación de pozos en las comunidades, y el nivel de mortalidad infantil decreció. Este programa nos ha permitido entrar a las comunidades, para luego continuar con otras actividades que brindarán cambios duraderos. Una vez que se instala una bomba de agua, World Vision entrena a voluntarios de las mismas comunidades, que llegan a convertirse en promotores de salud. Ellos se encargan de enseñarle a los demás la manera eficaz de usar el agua para mejorar el estado de salud. World Vision también ofrece en estas comunidades clases de jardinería, irrigación, y de micro-empresas para generar ingresos adicionales. Las comunidades afectadas por la pobreza y las enfermedades, pasan a lograr la independencia económica y el progreso. En asociación con El Fondo Conrad N. Hilton, una fundación caritativa, World Vision ha perforado más de 1.100 pozos para proveer el regalo del agua limpia y de la salud a miles de familias.

Década de los ‘90

En esta última década del milenio, la labor de World Vision ha jugado un papel muy importante en ayudar a llevar alivio al sufrimiento humano y salvar vidas, por medio de complejos proyectos de emergencia en el Este de Africa, Libera, Sierra Leone, las Repúblicas de los Balcanes y otros lugares.

En 1995, World Vision Estados Unidos, trasladó su oficina desde Monrovia, California, a Federal Way, en el estado de Washington. Esta mudanza ayudó a ahorrar millones de dólares en costos de operación, lo cual permitió a World Vision beneficiar a 140.000 peronas más cada año con salud, educación y esperanza.

Hide details for Declaración de Misión de World VisionDeclaración de Misión de World Vision

World Vision es una organización cristiana de asistencia y desarrollo, cuya misión es seguir el ejemplo del Señor Jesucristo, trabajando con los pobres y oprimidos para promover la transformación de los seres humanos, la justicia y demostrar el amor de Dios a todos.




Tratamos de llevar a cabo nuestra misión por medio de una labor integral que incluye:

Desarrollo Transformador
que está basado en proyectos comunitarios que responden especialmente a las necesidades de los niños.

Asistencia de Emergencia
que brinda ayuda a las víctimas de desastres o de crisis mundiales.

Promoción de la Justicia
que busca cambiar las estructuras injustas que afectan a la gente pobre con la que trabajamos.

Iniciativas Estratégicas
que sirven a la iglesia en el cumplimiento de su misión.

Concientización Pública
que ayuda a dar a conocer las necesidades del pobre, y promueve el deseo de dar para responder al clamor de los menos afortunados.

Ser ejemplos del Señor Jesucristo
por medio de vida, palabras y hechos, que animen a la gente a acercarse más a Dios.


Show details for Declaración de Fe de World Vision Declaración de Fe de World Vision
Hide details for Valores Centrales de World Vision Valores Centrales de World Vision
Estamos Comprometidos con el Pobre

Creemos que hemos sido llamados específicamente para servir a la gente más necesitada de la tierra, para aliviar su sufrimiento y promover la transformación de sus condiciones de vida.

Nos unimos a ellos en la búsqueda de la justicia. Buscamos entender la situación del pobre y trabajamos junto con ellos hacia una vida plena.

Buscamos facilitar una relación y compromiso entre los pobres y los ricos que tenga como propósito la transformación de las vidas de ambos. Respetamos al pobre como participante activo, no como receptor pasivo, en esta relación. Son personas de quienes otros pueden aprender y recibir. La necesidad de transformación es común para todos. Juntos compartimos una búsqueda por la justicia, la paz, la reconciliación y la sanidad de un mundo en caos.

Valoramos a la Gente

Consideramos que todo ser humano ha sido creado por Dios, y El ama a todos por igual. Damos prioridad a la gente antes que al dinero, estructuras, sistemas y cualquier otra maquinaria institucional. Actuamos de maneras que respeten la dignidad, singularidad y valor intrínseco de cada persona. Celebramos la riqueza de diversidad en la personalidad, cultura y contribución humana.

Practicamos un estilo participativo y abierto en las relaciones laborales. Promovemos el desarrollo profesional, personal y espiritual de nuestro personal.

Somos Administradores

Los recursos que tenemos a nuestra disposición no son nuestros. Son una responsabilidad sagrada de Dios, a través de nuestros donantes, para beneficio de los pobres. Somos fieles en cuanto al propósito para el cual esos recursos se nos han dados y los administramos de manera que brinden el máximo beneficio a los desamparados.

Hablamos y actuamos honestamente. Mantenemos una relación abierta y objetiva con nuestros donantes, las comunidades, proyectos, gobiernos con los que trabajamos, con el público en general, y el uno con el otro. Nos esforzamos por transmitir una imagen pública que esté de acuerdo con la realidad. Luchamos por alcanzar la consistencia entre los que decimos y lo que hacemos.

Demandamos de nosotros mismos, altos niveles de competencia profesional y aceptamos la necesidad de ser responsables a través de las estructuras apropiadas para lograr estos niveles. Compartimos nuestra experiencia y conocimiento con otros con el propósito de ayudarlos.

Somos administradores de la creación de Dios. Cuidamos la tierra y buscamos que nuestras acciones restauren y protejan el medio ambiente. Nos aseguramos que nuestras actividades de desarrollo estén de acuerdo con las normas ecológicas.

Somos Socios

Somos miembros de una confraternidad internacional, que trasciende las barreras legales, estructurales y culturales. Aceptamos las obligaciones de una participación unida, compartimos metas y responsabilidad que una verdadera sociedad requiere. Afirmamos nuestra interdependencia, así también como nuestro deseo de dar autonomía necesaria para el bien común. Nos comprometemos a conocernos, entendernos y amarnos los unos a los otros.

Trabajamos junto con el pobre y con los donantes en una labor compartida. Afirmamos y promovemos la unidad en Jesucristo. Nos relacionamos con todas las iglesias y deseamos una participación mutua. Buscamos contribuir a la misión integral de la iglesia.

Mantenemos una posición cooperativa y un espíritu de apertura y honestidad con otras organizaciones humanitarias. Tenemos en alta consideración, las opiniones de otros acerca de nuestro trabajo.

Somos Receptivos

Respondemos a las emergencias que amenazan vidas, en donde nuestra participación es necesaria y apropiada. Estamos dispuestos a tomar riesgos inteligentes y a actuar rápidamente. Hacemos ésto basados en la experiencia y de acuerdo con la sensibilidad que requiera la situación. También reconocemos que aún en medio de las crisis, los indigentes tienen una contribución que hacer en base a su experiencia.

También respondemos en forma diferente, en donde la privación muy arraigada y a menudo económica y social requiere de una asistencia y desarrollo sostenible y a largo plazo. Mantenemos los compromisos necesarios para que ésto ocurra.
Respondemos a las oportunidades nuevas e inusuales. Promovemos la innovación, creatividad y flexibilidad. Mantenemos una actitud de aprendizaje, reflexión y descubrimiento para crecer en conocimiento y habilidades.

Nuestro Compromiso

Reconocemos que los valores no pueden ser legislados, sino que deben vivirse. Ningún documento puede sustituir las actitudes, decisiones y acciones que forman la estructura de nuestra vida y trabajo.

Por lo tanto, establecemos una alianza los unos con los otros, ante Dios, para hacer todo lo que esté a nuestro alcance individual, y como entidades corporativas dentro de la Confraternidad de World Vision para mantener estos Valores Centrales, honrarlos en nuestras decisiones, expresarlos en nuestras relaciones y llevarlos a la acción en todo lugar donde World Vision trabaje. Creemos que la Biblia es la única infalible Palabra de Dios, autorizada e inspirada por Él.

Firmado el 22 de septiembre de 1989 por los participantes del quinto Concilio Internacional de World Vision.



World Vision
Phone: 1-888-511-6548
P.O. Box 9716
Federal Way,WA 98063-9716
© 2014 World Vision Inc.
World Vision, Inc. is a registered 501(c)(3) nonprofit organization. All donations are tax deductible in full or in part.